Almohadillas eléctricas están diseñadas para aplicar un calor moderado sobre zonas doloridas del cuerpo